Mistica | página de entrada Ciberoteca português français english
Su página precedente Presentación del proyecto Comunidad virtual Aplicaciones Piloto Clearinghouse Eventos Evaluaciones Su página siguiente

El Nuevo Pachakuty.
Autor:
Sebastian Lara
Fecha de Publicación:
08/03/1999
Contenido
Palabras claves:
Localización:
Ciberoteca > Archivos > esp_doc_10.html
Documentos conexos:

El nuevo Pachakuty, es esa nueva conciencia que pone en tela de juicio la exclusividad con que la ciencia universal, el concepto del desarrollo cultural, social, económico, político y en general, el proyecto patriarcal occidental, hasta ahor a se han reconocido como únicos y absolutos marcos de referencia para la existencia humana. El nuevo Pachakuty es también una nueva bifurcación en el desarrollo del sistema-mundo debido a la irrupción de los Pueblos Indí genas y mujeres que colaboran activamente a "impensar" o "despensar" los restrictos paradigmas occidentales.

El desarrollo moderno es un proyecto masculino occidental y constituye la más brutal expresión de una ideología patriarcal que amenaza con aniquilar la Madre Tierra y a todo el genero humano con ella. El desarrollismo en sus vertiente s neoclásica tradicional y critica de izquierdas, que aunque rechaza a la primera, comparte la misma epistemología siendo claros el conservadurismo moderno y el socialismo científico son o llegaron a ser dos alas, dos avatares del lib eralismo reformista. Estos modos dominantes de percepción, basados en el reduccionismo, la dualidad y la linealidad para justificar y sostener las relaciones de poder históricas y contemporáneas, entiende, se representa, distorsiona, destruye y manipula las otras culturas y racionalidades, haciendo a mujeres, pueblos indígenas y la naturaleza "deficientes" y carentes de "alternativas", u otras formas de concebirse en el mundo.

La construcción del estado liberal europeo fue hecha en el siglo XIX una vez consumada la conquista europea del mundo y basada en la violencia y el machismo teorizados y prácticos, al igual que la democracia occidental. Esta democracia se ba sa en tres cosas primero el dar progresivamente a todos el sufragio, que satisface el deseo de participación y crea un sentido de pertenencia a un entramado anónimo de estructuras de poder previamente organizado; se vota pero no se elige. S egundo en aumentar progresivamente los ingresos reales de las clases inferiores, costes menores que los de las insurrecciones y en todo caso pagados por el tercer mundo. Y tercero creando identidades nacionales que eliminaron la diversidad étnica, y creando triángulos de jerarquías cuyas cúspides ya forman una transnacional blanco-europeizada.

En el tercer mundo se usaron las mismas recetas. Wallerstain señala que no había un tercer mundo, pero empujando la tesis de este pensador podemos decir que el tercer mundo procrea su tercer mundo en el tercer mundo; hace víctimas de Indios y mujeres imputados por el machismo teorizado y practico.

Según Immanuel Wallerstain el desarrollo de los países del tercer mundo es imposible por que no dependen de políticas gubernamentales de gobiernos del centro que es el área en que los países de la periferia (léase tercer mundo), desarrollan la relación sistema-mundo-capitalista.

Lo único que se desarrolla es ese sistema-capitalista y esta estructura es de naturaleza polarizadora, y tiene tanto éxito el desarrollo de la economía-mundo capitalista que se desintegra al tiempo que destruye a mujeres, pueblos ind& iacute;genas y la naturaleza.

Estas son razones por la cual los pueblos indígenas, las mujeres, las comunidades locales y campesinos del mundo estamos luchando por librarnos del "desarrollo" así como antes luchamos por librarnos del colonialismo.

La diversidad y la unidad y armonía en la diversidad.

La historia de reconstrucción de la identidad de las naciones originarias que se había pensado borrada o asimilada al nacionalismo estatal-popular. tiene que ver con el término etnicidad, que entro poco a poco desde la década d e los 60 a rayar la incólume imagen de los Estados monolíticos organizados en rígidas pirámides sociales, reflejo del mundo que es una rígida y jerárquica pirámide estática estructurada por tecn&oacu te;cratas en diferentes clases, donde los de la cúspide dirigen a los que ocupan la zona media y baja de la pirámide. Estos rígidos esquemas que todavía perviven, impide que los Pueblos Indígenas puedan gozar como otros pueblos del planeta de los derechos mas elementales.

La lucha de los Pueblos Indígenas esta orientada simultáneamente para liberar a la Madre Tierra de la incesante explotación y a ellos mismos de la secular marginanción. Esta practica política abarca a todos los seres hum anos y desafía los paradigmas universalistas patriarcales de occidente, no con otra tendencia universalista sino con la diversidad.

La participación indígena en la arena internacional se pretende mover a través del Foro Permanente para lo Pueblos Indígenas en el seno de la ONU, esta propuesta, incomoda para los estado, puede ser un mecanismo que impulse al tiempo que pueda influir y coordinar con políticas panindígenas en defensa de la Madre Tierra y contra el desarrollo. En los Pueblos Indígenas que sobrevivieron al genocidio hay una toma de conciencia, y esta es antiautoritaria, antij erárquica y anticentralista.

Pero este Foro solo será viable si estas democracias occidentales son capaces de reconocer su decrepitud. Decrepitud que arrastra las últimas centurias y han sido incapaces de modernizar de ponerla a la altura de las propuestas indíge nas que simplemente piden el reconocimiento de las diferencias.

El temor de los Estados a perder parte de sus pertenencias territoriales es ridículo frente al avasallamiento y el poder de las transnacionales, que dictan las normas de convivencia este fin de milenio. La situación internacional y los mecan ismos de este Sistema-Mundo-Capitalista hace imposible la independencia genera cada día mas interdependencia y hace difícil incluso el aislamiento provocado o bloqueos como el que sufren algunos países.

Es mas el holismo de los pueblos indígenas los lleva a pensar más en claves confederativas. Claves que entendemos importantes por que parten de aceptar y respetar las diferencias, de superar el pensamiento unidireccional y patriarcal y enten der nuestra naturaleza humano ecológica.

Finalmente, creemos imprescindible radicalizar o redefinir el concepto de democracia, haciéndola participativa antes que coercitiva, creando un método mas tangible que demuestre la real participación de las comunidades en fijar metas y proyectos relevantes para si misma en el conjunto multicultural y multilingue que debe privilegiar la paz, la armonía, la horizontalidad, el circulo y no las pirámides socio-politicas de exclusión.

Sebastian Lara
Euskal Herria, invierno de 1999


Su página precedente Búsqueda Créditos Encabezado Mapa del sitio <webmistica@funredes.org> Su página siguiente
http://funredes.org/mistica/castellano/ciberoteca/participantes/docuparti/esp_doc_10.html
Última modificación: 23/09/1999