Mistica | página de entrada Ciberoteca português français english
Su página precedente Presentación del proyecto Comunidad virtual Aplicaciones Piloto Clearinghouse Eventos Evaluaciones Su página siguiente

La soledad de los indios
Autor:
Sebastian Lara y Guillermo Delgado
Fecha de Publicación:
12/03/1999
Contenido
Palabras claves:
Localización:
Ciberoteca > Archivos > esp_doc_22.html
Documentos conexos:

Quisimos titular este texto "La soledad de los indios", para expresar el impacto del virtual abandono, por parte de la Comisión de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), del Proyecto de Declaración de los Derechos Indígenas elaborado por la subcomisión y el Grupo de Trabajo sobre Poblaciones Indígenas en Ginebra, Suiza. Un aire hostil podría volver a soplar contra las enmiendas que la historia debe a los pueblos indios del mundo.

Se quiso crear, en estos últimos doce años, una oportunidad especial para rescatar y escuchar la voz de los sobrevivientes y herederos de la colonización. Escribimos este concepto en cursiva para subrayar el acto que Colón come tía en relación a las naciones indígenas del continente: No es una coincidencia que su nombre también sea verbo: yo colón-izo, te colón-izan, nos colón-izan.

Antes, un poco de historia. Como culminación de los eventos conmemorativos quincentenarios, la comisión del Premio Nobel de la Paz decidió concederlo a una indígena maya. Este gesto de profunda humanidad -se pensó- , por lo menos restablecerá la memoria de la naciones originarias.

Paralelamente, otra comisión se reúne más silenciosamente en el Palais des Nations de Ginebra, Suiza desde al menos 1982: el Grupo de Trabajo sobre Poblaciones Indígenas, que produjo, bajo la coordinación del antrop&oacu te;logo cubano Miguel Alfonso Martines Cobo, un documento que poco a poco comenzaba a ser del conocimiento del grueso de las naciones originarias y no sólo de sus representantes: el Proyecto de Declaración de los Derechos de los Pueblos Ind& iacute;genas. Trabajado a manera de una operación del corazón, este documento fue resultado de un estira y afloja entre Estados-gobiernos y representaciones indígenas que cada año llegan a Ginebra.

La manzana de la discordia tiene que ver con el concepto de asimilación de tales naciones originarias a los principios de ciudadanización de los Estados. Tal grado de interrelación entre Estados-gobiernos y naciones originarias siempr e fue tenso cuando no violento. A través del concepto de asimilación (que en el fondo es un proceso sistemático de negación de la diferencia), los Estados enfrenta(ro)n una continuada disrupción de su imagen inventada de nación una historia de marcadas diferencias debido a la irreductible presencia de culturas preexistentes. La constitución de nuevos Estados nacionales Latino Americanos a través de las llamadas guerras de la independencia, fall&oacut e; en tratar de asimilar y en contemplar un verdadero proceso de ciudadanización de los pueblos indígenas.

Entrado el siglo XX, y poco después de constituida la Liga de las Naciones en 1920, precursora de la hoy Naciones Unidas, varias delegaciones indígenas norteamericanas empezaron a empujar la inclusión en tal organismo. Les motivaba el sistemático desconocimiento de los Tratados Indios suscritos entre ellos y Estados Unidos. Esas demandas nunca solidificaron. Las guerras mundiales contribuyeron a echar tierra sobre esos acuerdos, y las naciones indígenas quedaron aisladas y absorbidas al interior de los Estados. En los años sesenta, la presencia de los representantes indígenas en Ginebra volvió a demandar su legítima presencia a nivel de las Naciones Unidas. Pintadas dos figuras maniqueas excluyentes sobre el telón de fondo de l a historia, una capitalista y otra comunista, las naciones originarias fueron obligadas a seguir a una u otra. El cisma del espectro mundial no aceptaba otra conceptualización sino de la guerra fría, de Este y Oeste. En los años seten ta, el término etnicidad entró, poco a poco, a rayar la incólume imagen de los Estados monolíticos organizados en rígidos triángulos sociales, subdivididos en clases medias altas y bajas.

Pues bien, el término etnicidad tiene que ver con la historia de la reconstrucción de la identidad que se había pensado borrada o asimilada al nacionalismo estatal-popular. También tiene que ver con el colapso del verbo "coloni zar". Varios países del Tercer Mundo (África, en particular) llevaron a su fin la expulsión de los últimos white masters; los resabios más vergonzosos del poder político asociado al color (blanco) de la piel, con la pigmentocracia.

En América Latina, el concepto de racismo, aunque históricamente negado es de reciente entendimiento y uso. La angustia racial de América Latina es muy parecida a la multipolar tensión que se experimenta en los Estados Unidos o Europa, con la diferencia de que en América Latina se la niega rotundamente, y en cambio se habla de mestizaje (en países de habla castellana) y democracia racial (Brasil). Ambas como formas de la negación de diferencias, ambas niega n o excluyen a las naciones indígenas del continente, aunque pareciera promover la igualdad.

En los últimos doce años, tratando de rectificar aquellos errores de la historia, pasaron por las salas del Palais des Nations de Ginebra legítimos y apuntados representantes indígenas, todos miembros contribuyentes al Grupo de Trabajo. Muchos de estos líderes tienen conocimiento de causa, otros fueron de turistas, los más de oyentes de problemas jurídicos que jamás habían imaginado. la misión del Grupo de Trabajo era documentar y evalu ar la situación de discriminación en que viven las naciones originarias del mundo, marginadas en razón de nuestra diferencia étnica. el rubro comprende a aquellas naciones subordinadas como consecuencia del proceso de col&oacut e;n-ización. Decimos "consecuencia" por que hay dos elementos imposibles de desechar en esta situación: territorialidad e identidad.

La territorialidad permitiría la reproducción de las culturas indígenas cuyo derecho inmemorial a la tierra que ocupa(ron)n es innegable. De ahí que se debe considerar la autodeterminación como principio básico de todas la declaraciones que nos afecten como naciones indígenas.

Identidad por que las diferencias lingüísticas y étnicas deberán elevarse a la perfección al ser reconocidas por los Estados-gobierno, antes de ser vista como obstáculos a la asimilación o como taras del subd esarrollo -según opinión de los errados teóricos de la modernización.

Desde 1988 hasta 1996 cada año más delegaciones indígenas llegan a Ginebra y analizan las condiciones que experimentan como tales al interior de los Estados-gobierno. Sus exposiciones permitieron la redacción del texto borrador conocido simplemente como Proyecto de Declaración que en espíritu quiso reproducir el alma de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. La nueva Declaración enteramente dedicada a los pueblos indígenas y nacione s indígenas considera el concepto del derecho humano como un derecho colectivo y no solamente como un derecho individual. Pues es cierto que, bajo circunstancias de violación, el concepto de etnocidio por ejemplo, estaría reducido a l os hechos individualizados, y no a un daño perpetrado contra toda una colectividad humana autodefinida por su etnicidad.

El 3 de marzo de 1995, la Comisión de Derechos Humanos compuesta por Estados-gobiernos miembros adoptó la resolución L.62 que establece un nuevo grupo de trabajo abierto de esta Comisión, para un nuevo proceso de redacció ;n, se dice tomará otros doce años y su aprobación se postergara así otra década más. Los grandes progresos demostrados en la interrelación entre algunos gobiernos sus organismos y ONG Europeas con los pueblos indígenas, ha hecho que exista mayor reconocimiento a nuestros derechos inalienables. Se están organizando ver daderas redes de trabajo para el beneficio del indígena y son muestra efectiva de que nuestro derecho a ser diferentes y preservar nuestra ecología, lenguas y religiones es viable. El Taller Internacional para Periodistas Indígenas re alizado con el apoyo de la Agencia EFE, y el Encuentro de indígenas Visiones Abya Yala realizado en Copenhague Capital Cultural europea del 96, y la puesta en marcha del Centro Internacional de Información y Documentación de los Puebl os Indígenas en Vitoria-Gasteiz, la propuesta de un foro permanente en el seno de la ONU, y la estrategía Danesa para trabajar con los Pueblos Indígenas son una muestra.

Nos parece que la comunidad internacional está abierta a restituir los derechos negados a los pueblos indígenas. Un ejemplo concreto de esta conciencia son los aspectos positivos del Convenio 169 de la Organización Internacional del T rabajo (OIT). Empero los gobiernos Firmantes de este acuerdo no han alcanzado la docena. Pensamos a pesar de ello, que la historias está del lado de las naciones indígenas.

La violencia ejercida contra la dirigencia, hombres y mujeres, de los pueblos, naciones y organizaciones indígenas, difícilmente podrían esperar otros doce años de reuniones y debates para promover la tan deseada justicia.

Guillermo Delgado-P. South and Meso American Indian Information Center.
Sebastian Lara: Centro Internacional de Información y Documentación de los Pueblos Indígenas.



Al traducir estas propuestas a los ejes tematicos mencionado en el texto base de esta discusion diria que, en cualquiera de los sectores economico, social, o politico de la region se tendria que la telemática pudiera entonces ser orientada a contribuir a:

  • Aprender a insertarse en las tendencias internacionales.
  • Transformación de la base operativa.
  • Transformación del aparato de toma de decisiones
  • Creación de sistemas de innovación sociotecnica
  • Transformar la cultura consumista (seleccionar alternativas tecnologicas)
  • Transformar la cultura individualista.(aprenedr a actuar en colaboracion, cooperacion)


Ya que estos son factores que afectan casi cualquier actividad de la region incrementando costos, haciendo inutiles las inversiones de escasos recursos, asi como tambien el funcionamiento gerencial de las instituciones encargadas de mejorar el sector educacion, salud, produccion, .......

Claro que esto continua inscribiendose en los limites de esa idea de la region de combinar metas de crecimiento economico, con sustentabilidad, ambiente, participacion ciudadana, equidad de riquezas,....de la Cepal..

Al leer las propuestas de Maria Saez, Cesar Ramos, la experiencia de la Fundacion acceso de Costa Rica, por nombrar solo las que mas recuerdo ahora, veo que de alguna manera se inscriben en esta vision normativa y agregan valor en cuanto a la posibilidad de establecer crirterios de evaluacion que nos ean comunes para comparar ¿si los procesos que estan aconteciendo son POSITIVO O NO? ...

Estas metodologias son ejemplos de cómo en cada eje tematico habria que Monitorear y tener Metodologias que contribuyan a revisar la gestion de los procesos en los que si se esta incorporando la tecnologia como plataforma como un medio para lograr ciertos objetivos organizacionales y del sector, o los sectores que participan en cada eje tematico.

Por ultimo quisiera poner para la discusión un jercicio acerca de una vision integral, que tenga como horizonte, el que las Tics contribuya al fortalecimiento de las economias de nuestra region pudiera plantearse algo como:

Transformación de la base operativa, productiva:

En los diagnósticos la Cepal se propone que la posibilidad de incrementar el crecimiento económico de las naciones de la región; ello incluye desafíos que apuntan a la transformación de la bases productivas con políticas industriales, tecnológicas, científicas, educativas, comerciales, dirigidas hacia los incrementos de la competitividad en el sentido económico y sociocultural anteriormente descrito.

Si agrupamos las propuestas de especialistas en Desarrollo (cepal) y en Telematización (varios grupos regionales), la telematización de la base productiva se pudiera orientar hacia:


  • Lograr el crecimiento económico en un contexto de economía abierta con cambios en el aparato productivo -público o privado-; y planes de mediano plazo, para la inversión, desarrollo tecnológico, formación de recursos humanos y organización del comercio externo. Esto implica definir la apertura exterior desde la óptica de mejoramiento de las capacidades de la base productiva interna.
  • Fomentar sectores vinculados con la tecnología, la informática, la banca y la comercialización importantes, no solo por su propia contribución directa al desarrollo general sino porque también de ellos depende el logro de una eficiencia adecuada en sectores productores de bienes. (Gonzales. 1988)
  • Fomentar factores decisivos en la actualidad como el componente tecnológico, de información y conocimiento, de nuevos servicios los cuales constituyen un aspecto crucial en las estrategias de competitividad en la economía global; la investigación científica y tecnológica ligada a la producción, la formación y actualización sistemática de los recursos humanos, las técnicas de gestión compatibles con la economía mundial, y formas públicas y privadas que estimulen la innovación, la flexibilidad y la creatividad.
  • Fomentar las ventajas competitivas que se apoyan en conocimiento, valor agregado, cambio técnico e innovación. Estableciendo redes de vinculaciones que incluye a proveedores de bienes y servicios, el sistema financiero, el sistema educacional, el tecnológico, energético, de transporte y telecomunicaciones así como las relaciones con el sector público y al interior de las empresas. Se deben buscar alianzas estratégicas de largo plazo entre estos sectores.
  • Mantener la estabilidad de los incentivos y reducir costos de búsqueda de información fluida y transparente de los mercados es otra manera de apoyar la competitividad; teniendo presente servicios vinculados a la producción como mantenimiento, reparación, servicios de consultora industrial tecnológica ingeniería de diseño y de proceso. Lo importante a partir de ahora no es la selección de que área económica es la más importante de acuerdo a ventajas comparativas sino el grado de conocimiento y tecnología que se incorpore con la promoción de bienes y servicios en tornos a los productos de exportación.
  • Fomentar la gestación de centros de productividad de carácter tripartito es decir con la participación del gobierno, universidades, centros tecnológicos, organizaciones empresariales y de trabajadores. Es decir estimulando las relaciones entre agentes económicos en un contexto abierto. La exportación también depende de una red: proveedores, producción, transporte, importación, distribución, comercialización, financiamiento al importador y al cliente, servicios legales y financieros. Hay que promover alianzas estratégicas entre los eslabones productivos de servicios y de comercialización. La estrategia hacia la pequeña y mediana empresa deberá estar en fomentar sus capacidades como subcontratistas o exportadores directos. Todo ello repercutiría en la creación de empleo productivo y crecimiento económico.

Los proyectos de telematización que pueden contribuir en este sentido son variados desde una perspectiva tecnológica a la perspectiva social ya que pudieran ir desde:


  • Fortalecer la estandarización de redes telemáticas y organizacionales entre los diferentes agentes que actúan sectorialmente.
  • Fortalecer el uso de las redes electrónicas entre los diferentes agentes que participan en la base productiva: gobierno, universidades, centros tecnológicos, organizaciones empresariales y de trabajadores. Y, proveedores, producción, transporte, importación, distribución, comercialización, financiamiento al importador y al cliente, servicios legales y financieros.
  • Establecer convenios de bases de información electrónicas compartidas en un sector local regional e internacional.
  • Establecer convenios de entrenamiento a través de aplicaciones telemáticas de los recursos humanos en estas tecnologías especificas requeridas para ser aplicadas de manera innovadora a un sector particular entre empresas locales, regionales, y transnacionales
  • Desarrollar tecnologías de valor agregado especificas en el sector de las tecnologías de la información y la comunicación para requeridas para fomentar la competitividad de un determinado sector productivo o de servicios.
  • Estudiar los requerimientos específicos de información de cada sector en cada una de las fases descritas por los especialistas de producción y comercialización.
  • Estudiar los factores sociales que intervienen en la aceptación o rechazo de los usuarios de estas tecnologías para la toma de decisiones operativas o administrativas en cada sector productivo. Para desarrollar metodología de incorporación.


Nota:Todos estos items estan extraidos de especialistas que en el documento definitivo se citaran.

Si partimos de la creencia que hay posibilidades de orientar los procesos tecnicos, telematicos, si creemos todavia que tenemos alguna posibilidad de control de la tecnologia, que hay procesos que escapan a nuestro control como ilumino Lagnon Winner en tecnologia autonoma. La tecnica incontrolada como objeto del pensamiento politico. MIT 1977. O Gustavo Gili 1979; pero que hay muchos otros que la flexibilidad de las Tics y su incorporacion en la sociedad nos ofrecen como oportunidades para la accion; entonces, otra de las grandes tareas en estos ejes tematicos es ademas de resolver que hacer?,y porque hacerlo , el trabajar y encarar lo mas interesante hoy: ¿como hacerlo?

Seguimos comunicandonos respecto a la evaluacion de los impactos de las Tics en cada uno de los sectores.....


Su página precedente Búsqueda Créditos Encabezado Mapa del sitio <webmistica@funredes.org> Su página siguiente
http://funredes.org/mistica/castellano/ciberoteca/participantes/docuparti/esp_doc_22.html
Correo: webmistica@funredes.org
Última modificación: 23/09/1999