Mistica | página de entrada Ciberoteca
Su página precedente Presentación del proyecto Comunidad virtual Aplicaciones Piloto Clearinghouse Eventos Evaluaciones Su página siguiente

Sobre la realidad de hacer E-commerce I (o Donde se encuentra la madre del cordero)

Autor:
Erick Iriarte Ahon
Fecha de Publicación:
24/05/2001
Contenido
Palabras claves:
Localización:
Ciberoteca Archivos esp_doc_54.html
Documentos conexos:
Sobre la realidad de hacer E-commerce (II parte)
Sobre la realidad de hacer E-commerce (III parte)
Sobre la realidad de hacer E-commerce (IV parte)
Sobre la realidad de hacer E-commerce (V parte)
Sobre la realidad de hacer E-commerce (VI parte)
Sobre la realidad de hacer E-commerce (VII parte)


Sobre la realidad de hacer E-commerce I (o Donde se encuentra la madre del cordero).

Por:
Erick Iriarte Ahon
Director de la Revista Electrónica de Derecho Informático
(http://derecho.org/redi)
Experto en E-commerce. Estudio Muñiz, Forsyth, Ramitez, Perez-Taiman & Luna Victoria, Abogados. (http://www.munizlaw.com.pe)

A los niños les encantan las burbujas, son un poco de agua, por lo general algún químico, y se crean, vuelan unos instantes, son de colores, pero siempre terminan igual. Las burbujas explotan. Este fenómeno físico y hecho indudable de la infancia de todos (o de algunos), es el que nos da una imagen clara de lo que ha sucedido en el mundo, durante los últimos años, en ese mundo que podemos indicar como Internet, y como algún avezado expositor diría la Nueva Sociedad: "La Sociedad Digital".

Se pretendió convertir el instrumento en "un objeto de venta", el "objeto de venta" no resultó serlo, y no solamente se reveló contra los "vendedores" sino que hizo caer a los que intentaron cambiar la naturaleza de este fenómeno social.

El Internet nació siendo una red abierta, en el cual el principal "producto" era la información, pero la información dada de una manera abierta, de este modo quienes han tenido mayores desarrollos y éxitos dentro de Internet han sido o las empresas que han ofrecido servicios anexos a la información (dando servicios añadidos, los mismos que pudieran haberlos ofrecido fuera de línea pero que encontraban en el medio digital un instrumento de "facilidad o economía" para el usuario (y claro está para las empresas) al haber una reducción de costos en la inter-relación usuario-vendedor). Pero estas empresas o emprendimientos (para dar un termino más acorde con la realidad existente), no fueron las únicas que lograron un éxito, están aquellas iniciativas que se rodearon de un entorno de creación e intercambio de la información, convirtiéndose su negocio en ser plataforma para la creación de contenidos, de información, de conocimiento. Claro está que los primeros ganan más que los segundos, pero los segundos tienen una ventaja, su misión social les da un espacio de creación permanente y de constante desarrollo.

Pero los "e-commerce boys" pensaron en diferentes caminos alternos, que resultaron llevándolos a fracasos (o quizás eso es lo que buscaban, para poder vender sus "emprendimientos" a terceros, y aun ganando, a pérdida y a costo del trabajo de otros). Ciertamente que hay fenómenos exitosos de e-commerce, y estos se han dado en las relaciones usuario-usuario (c2c o su variante p2p), pero aún incluso estas iniciativas nacieron de iniciativas diferentes. Y los usuarios de la red terminaron dándole la forma más adecuada para sus necesidades. El usuario, en su colectivo, controla la red, cuando lo quiere y se organiza.

Algo que debemos señalar, para ir descubriendo muchísimas cosas, es que el usuario de la red no es un usuario "tonto", es un usuario con capacitación, que incluso en el nivel "novato" sigue siendo un comprador especial. No es un consumidor promedio, y de eso se olvidaron las campañas de marketing en la red y los desarrollos de proyectos de e-commerce para vender contenidos o vender información.

Ciertamente que Lycos o Terra o Amazon o Patagon son grandes proyectos, con grandes vistas de evolución, pero son proyectos a pérdidas, que sobreviven por los fondos que tienen detrás; los proyectos que han sobrevivido con éxito en la red son los que viven en la realidad de la red, siendo parte del usuario, convirtiéndose en plataformas comunitarias, dando lo que el usuario no podría conseguir en la red, y eso no es más información (esa se consigue). Incluso el nivel de los análisis puede ser obsoleto, lo que el usuario requiere son puntos de encuentro con otros, el emprendedor de Internet, se convierte en un mediador, en un facilitador de dicho encuentro, no el "Dungeon Master", y en reconocerse como tal están los proyectos que sobreviven, sobre todo los de pequeños capitales.

Una empresa con un capital de riesgo puede verse avasallada y sobrellevada por una pequeña empresa "familiar o amical", puesto que sus costes de desarrollo son menores, se nutren de la red, forman sus redes "sociales y vitales", pero estas pequeñas empresas o desarrollos a su vez crecen, y es aquí donde todos se vuelven a la "formalidad".

En un trabajo sobre la informalidad económica en el Perú, hecho por Hernando de Soto y plasmado en el libro "El Otro Sendero", es el paso de la informalidad a la formalidad lo que hace que muchas de las iniciativas pierdan su "vitalidad", su "energía". El CTO, CKO, CCO, CEO, y demás términos del argot, rodeados de Sales Managers, Marketing Managers, Chief WebOfficer’s, y demás fauna terminan por ser un lastre a los proyectos, si es que estos no tienen un adecuado manejo, y dicho manejo no pasa por tener una buena idea, algo de fondos en el banco y muchos contenidos, pasa por entender la red y vivir en ella.

Starmedia (www.starmedia.com) puede ser una suerte de simbionte entre ambos mundos, tiene los fondos detrás de sí, pero serán las iniciativas sociales (sobre todo su fundación) la que puede que lo conduzcan a sobrevivir, si es que sabe adaptar los fondos que tiene en proyectos de investigación en realidad social y aplicarlos a Latinoamérica. Y es que debemos entender que Internet, sobre todo fuera de USA (e incluso dentro de ella), tiene una misión social, si queremos ganar dinero, tenemos necesidad de usuarios conectados, que tengan información en su idioma, de realidades tangibles, no de posibilidades y proyecciones. Algún día la vida será vía Internet y ni siquiera nos veremos (el sueño de Asimov con sus planetas exteriores, puede que tenga mas certeza de la que el mismo se imagino), pero mientras llega ese día tenemos que hacerlo posible y ello exige gente que se sacrifique, y la red sabe cómo encontrarlos.

El e-commerce no pasa por jugar a las acciones (eso es lo de menos), de hecho los grandes emprendimientos de Internet se han terminando vendiendo a competencias menores, y estas, a su vez se venderán, hasta que lleguen a que los compre alguien, como "muchos fondos", para no vender (por orgullo, terquedad o simplemente visión a "muy largo plazo" (que en lo personal creo que es tan largo que ni mis hijos lo verán)).

Por tanto el proceso de e-commerce, y en especial para los proyectos de "información", está en saber que la publicidad es un marginal, que el conocimiento no se vende (porque los usuarios lo conseguirán en otros sitios, gratis y probablemente generen contenidos para esos sitios), se deben convertir en facilitadores del conocimiento, el usuario de la red es agradecido si obtiene lo que quiere, y de esto debemos aprender. Las redes de Internet, como todo en la vida son redes económicas, pero de una nueva economía, que no es la de las dot.com sino de los usuarios (en sus mercados informales), el sistema económico por excelencia es el trueque (los antiguos incas ya entendían esto de las redes sociales, al igual que muchas culturas mas, pero ha pasado el tiempo y nos hemos olvidado nosotros de lo que nuestros ancestros han hecho), pero sobre todo, y nunca nos debemos olvidar, las redes de Internet, y las que vendrán más adelante, son redes sociales, he allí lo que los expertos de Internet deberán aprender.

 


Su página precedente Búsqueda Créditos Encabezado Mapa del sitio <webmistica@funredes.org> Su página siguiente
http://funredes.org/mistica/castellano/ciberoteca/participantes/docuparti/esp_doc_54.html
Correo: webmistica@funredes.org
Última modificación: 24/05/2001