Mistica | página de entrada Ciberoteca português français english
Su página precedente Presentación del proyecto Comunidad virtual Aplicaciones Piloto Clearinghouse Eventos Evaluaciones Su página siguiente

Tecnologías de información y comunicación: la gestión de un impacto social positivo
Autor:

Luis German Rodriguez - Coordinacion Mistica
Fecha de Publicación:
02/1999
Contenido
Consideraciones Fundamentales
Ejes Temáticos
Educación
Salud
Democracia, Gobernabilidad y Participación Ciudadana
Economía y Productividad
Lenguas y Culturas
Palabras claves:
Localización:
Ciberoteca > Doc. de trabajo > esp_doc_coord.html
Documentos conexos:
doc-ino, doc-cv, doc-sam

Consideraciones Fundamentales

Pocos se atreven a cuestionar hoy en día que los mundos de la informática, el de las telecomunicaciones, los multimedia y el que conforman esa zona, algo imprecisa, donde se fusionan estos tres están incidiendo cada en más aspectos de la vida de los habitantes del planeta.

El conocimiento se admite como una pieza clave en las relaciones socioeconómicas que establecen las sociedades, las organizaciones y los países. Particularmente importante es el conocimiento sobre las tecnologías de información y comunicación (TIC) pues se refiere a un área del conocimiento generado por los seres humanos para hacer viable ciertas formas de intercambio y de relacionamiento. Las TIC son soporte fundamental del proceso de globalización actual que conduce a la sociedad del conocimiento que refieren algunos autores.

El desarrollo y uso de las TIC aparece explícita o implícitamente mencionados en los planes y proyectos de la mayoría de las agencias internacionales y multilaterales de cooperación y financiamiento, en los de las oficinas de planificación centrales o sectoriales de diversos países del orbe o en los de las mayores corporaciones transnacionales. La expansión de las TIC responde a la necesidad de algunos sectores de la sociedad de dar respuesta a sus planes de globalización.

Hasta el presente, el papel dominante que ante la producción social de tecnología le ha tocado desempeñar a los países en vías de desarrollo es el de consumidores, para adaptarse así a los esquemas económicos, políticos y sociales que se dictan en los países de economías avanzadas.

Las TIC representan un conjunto de tecnologías que abre la oportunidad de optar por una vía distinta a las que históricamente han tenido los países en vías de desarrollo, es evidente que no se requiere seguir los mismos pasos o etapas vividos por otros. Los multimedios - interacción con textos, gráficos, imágenes, sonidos, animaciones, videos -, el manejo no secuencial de los documentos multimediáticos, potenciados con las posibilidades de las telecomunicaciones - Internet como su producto más emblemático - están aún por ser completamente comprendidos y aprovechados en toda la extensión de sus potencialidades. Representan una ruptura en los paradigmas de concepción, organización, distribución y ejecución de actividades empleadas por la humanidad. El dominar los alcances de esta ruptura sigue siendo una meta fundamental para quienes aspiran estar en los estadios más avanzados de desarrollo.

El dilema es entonces similar en el Norte y en el Sur con la particularidad que el Norte es el principal generador de TIC y por lo tanto posee capacidades maduras para producir respuestas a sus necesidades. Para el Sur el reto es otro, es el de apropiarse socialmente de las TIC y hacerlas funcionar para sus propios planes de desarrollo. Se trata de ser innovadores en su manejo, en su producción, en su implementación y en los usos para hacerlas trabajar en producir soluciones a sus propios problemas.

Una de las maneras de favorecer la construcción de una sociedad solidaria y responsable es permitir que tanto el Norte como el Sur se aprovechen de las TIC en condiciones justas y equilibradas. Esto es, sin los grandes desbalances y desproporciones que existen hoy día en aspectos tan determinantes como la facilidad de acceso a estos recursos para amplios sectores de la población socialmente excluidos del proceso. Igualmente, redefinir de manera más equilibrada el relacionamiento Norte-Sur. Desde luego que esta condición de entorno va más allá de un problema de inversión y no se superará de un día para otro.

No obstante el Sur ha venido avanzando en ese ejercicio de apropiarse de las TIC para producir soluciones a los problemas más urgentes que enfrenta en su proceso de desarrollo. También es necesario admitir que esos avances no han sido suficientes en términos cuantitativos y cualitativos.

En América Latina y el Caribe se puede distinguir un conjunto de condiciones que están marcando transversalmente los esfuerzos de desarrollo de la región y que pueden ser tratados de superar con el empleo de soluciones basadas en las TIC. Tal es el caso de la cuestión de género: diferenciación político, económico, social y cultural entre mujeres y hombres. Es importante impulsar una mejor distribución de los beneficios del desarrollo que necesariamente implicará una mayor equidad social, política y económica entre los actores y actrices del proceso. Existen además otros grupos socialmente discriminados, como la población indígena o las personas discapacitadas, que también podrían tener la oportunidad de combatir su actual situación de desventaja con aplicaciones innovadoras de las TIC.

Otra perspectiva que no debe perderse de vista es la de tratar de rebasar los ámbitos tradicionales de divulgación que tienen los proyectos de empleo de las TIC, y particularmente Internet, para producir impacto social. Normalmente se conocen en el mundo de las ONGs, en los sectores académicos y rara vez en los medios especializados en tecnología. La difusión de las experiencias, exitosas o no, es básica para estimular el avance en este campo.

Vinculado al tópico anterior existe en el continente una pluralidad de lenguajes que de no reconocerse su existencia se estarían construyendo aún mas compartimentos aislados en la región. Además de las múltiples lenguas indígenas que conviven en América Latina y de los creoles del Caribe existen cuatro idiomas, español, inglés, portugués y francés. Esto significa un reto para quienes adelantan proyectos o buscan información sobre iniciativas asimilables en sus respectivos países pues deben sobreponerse a las limitaciones asociadas al manejo de una sola lengua en un continente multilingüístico.


Ejes Temáticos

Ha sido una inquietud presente en las investigaciones sobre el dominio social de las TIC realizadas por organizaciones como FPH, VECAM, FUNREDES, ANAIS y otros, el identificar y fortalecer aquellas líneas de trabajo que pueden producir un mayor impacto social orientado al mejoramiento de la calidad de vida de los pobladores del Sur. En esa búsqueda se ha detectado un elemento fundamental en la obtención de resultados efectivos para los fines de desarrollo, el cual se refiere al carácter indispensable de que el mismo Sur participe en la determinación de cuáles son sus problemas urgentes así como en la formulación, ejecución y evaluación de los proyectos que se definan.

En este documento, y basándose en el conocimiento de lo que se ha realizado previamente en este campo, se plantean para la discusión algunos ejes temáticos que parecen alcanzar cierta resonancia al momento de buscar consenso sobre las líneas de trabajo prioritarias para los países en vías de desarrollo y en las cuales el aprovechamiento de las TIC debe llegar a representar una alternativa valiosa para superar la situación actual. Cada una es en si un conjunto de interrogantes en busca de respuestas.


Educación

Es prácticamente unánime el dar primera prioridad a la educación en todo proyecto de desarrollo. Alcanzar la educación primaria universal para los primeros años del próximo milenio requiere del concurso de múltiples capacidades para formar estudiantes, actualizar a los docentes y modernizar las infraestructuras y los curriculum, y esta es una meta que han acordado varias organizaciones internacionales.

La educación en si misma, el proceso enseñanza - aprendizaje, está en constante revisión ante los avances en las TIC, de aquí que sea necesaria una continua renovación de los paradigmas que norman este proceso. Las TIC han sido por largo tiempo distinguidas como herramientas llamadas a jugar un rol singular en este sentido pues, al romper moldes como el de la lectura secuencial e introducir la opción multimediática, generan una plataforma de innumerables alternativas por explorar.

Es considerable la cantidad y calidad de proyectos de aplicación de las TIC en el área educativa en América Latina y el Caribe y en el mundo en general. Sin embargo la magnitud de la tarea que se enfrenta demanda de cada vez más y mejores aplicaciones en el campo y en especial de aquellas que resuelvan las necesidades programáticas propias de la región, así como las especificidades de cada país.


Salud

Atender a grandes sectores de la población que, de acuerdo a los mismos indicadores de pobreza crítica citados anteriormente, viven en deficitarias condiciones de alimentación y salubridad y no tienen acceso a servicios de salud adecuados es uno de los mayores retos de la región. Es una realidad que afecta tanto al habitante de las ciudades como al de las áreas rurales.

Las TIC pueden convertirse en una herramienta clave para atender los múltiples aspectos de este problema. Desde facilitar el acceso a información relevante para atender casos particulares hasta el establecer redes de alerta epidemiológicas o apoyar aplicaciones de telemedicina o difundir los conocimientos de medicina tradicional. Desde contribuyendo a la actualización del personal que labora en el sector salud hasta potenciando la gestión y los servicios de los centros de atención al público.

La coordinación de políticas públicas nacionales en el sector salud con estrategias regionales acordadas en organismos internacionales, como la Organización Panamericana de la Salud, es un ámbito de acción de particular importancia pues los problemas de salud no se detienen en las fronteras geopolíticas de los países.


Democracia, Gobernabilidad y Participación Ciudadana

El construir y consolidar sistemas democráticos estables en sociedades plagadas de serios desequilibrios estructurales, reflejados en indicadores como los de pobreza crítica, es una de las tareas más urgentes de la región. El uso de las TIC para crear o sustentar órganos de poder y de participación ciudadana dentro de un orden democrático representa una alternativa frente a los viejos métodos que ya dan evidencias de su agotamiento.

Producir o reforzar la eficiencia y la transparencia de la gestión de los gobernantes, la organización de las comunidades locales, regionales, de los gremios y de diversos sectores sociales son frentes de trabajo donde las TIC pueden aportar interesantes opciones de solución.

La región debe incorporarse al proceso de globalización actual de la manera menos traumática y más constructiva para sus propios intereses. Si estas tecnologías, como se ha planteado, conforman la base de ese proceso, es imprescindible apropiarse de ellas para conformar en América Latina y el Caribe estructuras sociales a tono con un esquema de desarrollo solidario y responsable.


Economía y Productividad

Los aparatos económicos de la región enfrentan el reto de competir en mercados cada vez más abiertos, donde las políticas proteccionistas se debilitan aceleradamente, mientras las prácticas productivas no se han transformado al mismo ritmo que los cambios impuestos por los procesos de globalización e integración.

La mayor parte del empleo en América Latina y el Caribe está localizado en las pequeñas y medianas empresas y este es un sector que tradicionalmente se le ha visto como marginal y poco avanzado desde el punto de vista tecnológico. Tal visión atenta contra la ruptura requerida para activar la base del sistema económico de estos países.

Las TIC hacen viable una redefinición de la forma como se han estructurado las organizaciones para abordar sus respectivos negocios. No sólo abren la oportunidad de repensar lo que se ha venido haciendo hasta el momento y asumirlo con el nuevo paradigma tecnológico sino también de crear oportunidades de negocios novedosas. La anterior afirmación es aplicable tanto a las economías de los países como a toda forma de organización de menor escala e indistintamente del sector económico donde se desempeña.


Lenguas y Culturas

América Latina y el Caribe es una región donde han convergido y se han fusionado múltiples culturas y lenguas. Ellas coexisten hoy día junto a las de los originales habitantes del continente. La utilización de las TIC puede dar un aporte importante para reforzar las identidades culturales y lingüísticas de América así como para dinamizar su proceso de integración.

La potenciación de las comunidades culturales y lingüísticas mediante la articulación de sus miembr@s vía el uso de las TIC es un objetivo a ser asumido y desarrollado por los propios actores que intervienen en estos ámbitos. Se necesitan herramientas diseñadas para superar las barreras que separan y cruzar los puentes que relacionan las culturas y las lenguas de América.


Su página precedente Búsqueda Créditos Encabezado Mapa del sitio <webmistica@funredes.org> Su página siguiente
http://funredes.org/mistica/castellano/ciberoteca/tematica/esp_doc_coord.html
Correo: webmistica@funredes.org
Última modificación: 22/11/1999