Mistica | página de entrada LA "MISTICA"
DEL TRABAJO COLABORATIVO
EN LA INTERNET CON FINES SOCIALES
português
français
english
Su página precedente Presentación del proyecto | Comunidad virtual | Aplicaciones Pilotos | Metasitio | Eventos | Evaluaciones | Ciberoteca Su página siguiente


LA "MISTICA"
DEL TRABAJO COLABORATIVO
EN LA INTERNET CON FINES SOCIALES

Daniel Pimienta, pimienta@funredes.org
Fundación Redes y Desarrollo (FUNREDES) - http://funredes.org
Abril 2000

En el marco de un proyecto llamado "MISTICA", mas de 200 investigadores y activistas de 30 país comparten y organizan, en la Internet, sus reflexiones sobre como la Internet puede tener un impacto social positivo en América Latina y el Caribe. Tratan de colaborar a distancia y de transformarse en un grupo de acción aplicada a su contexto comunitario, local, nacional o regional. Dibujan y experimentan colectivamente nuevos caminos democráticos para aportar propuestas motivadoras y propias de lo que debería ser la Sociedad de la Información en su región. ¿De que se trata? ¿Porqué y cómo lo hacen? ¿Que relevancia tiene esta experiencia para el futuro de los/las otros/as ciudadanos/as?

Para varios millones de personas, para la mayoría de sus usuarios, la Internet es un muy nuevo (¡quizás tenga 5 añitos!) teléfono un poco mas complicado (pues se necesita una PC) pero tan gráfico y poderoso. Se divierten mirando imágenes procedentes de cualquier parte del mundo, principalmente de EE.UU. Con este juguete moderno compran con el dedito, sin salir de su casa, y conversan con conocidos y desconocidas (o recíprocamente). Con el orgullo del poderoso, entienden que tienen en su mano la arma definitiva de la globalización de la sociedad del consumo y de la diversión. Como tal no les sorprende que la Internet nació, creció y se desarrolló en los Estados Unidos y entonces les parece totalmente natural que transporte la cultura, la lengua y los valores de ese país tan avanzado.

Sin embargo, para otras miles de personas, la Internet es, mas que una tecnología, un cambio de paradigma societal que debe transformar positivamente las relaciones entre los hombres y las mujeres en la educación, en el trabajo, en la política, en la salud o con el medio ambiente. Estas personas saben que la historia de las redes electrónicas no es tan joven (pasa los 30 años), ni tan exclusiva de los EE.UU. Se recuerdan a veces su militancia para "alfabitizar" sus colegas del mundo asociativo o de la investigación. A veces se preguntan si el resultado de su tesón no ha servido intereses distintos de aquellos que motivaban sus afanes para construir una sociedad mas justa o para levantar las barreras a la investigación científica. Están convencidas que un uso maduro, apropiado e innovador de esta tecnología podría aun facilitar el auge de una nueva utopía social.

Sin embargo, este grupo perdió sus certezas mientras paso de ser pionero a minoritario, y comienzo a dudar (la televisión tuvo también sus ingenuos, no es verdad…): "¡Es diferente, es interactivo y la producción esta al alcance de todas y todos!". En los países del Norte adhieren a las redes comunitarias y ciudadanas y crean sus grupos de presión política que coordinan a distancia las protestas de Seattle. En los países del Sur son intelectuales o activistas que luchan para hacer de la Internet una herramienta para el desarrollo y el crecimiento de sus países (como en "MISTICA") o, en caso extremo, una arma de lucha social (como en Chiapas).

¿Cómo podrán esas minorías oponerse, a través de la Internet, a la implacable lógica de una globalización económica que transforma el ser humano en un consumista angloparlante y aculturado, cuando la misma Internet es la arma de un comercio (electrónico) global que replica y acentúa las crueles diferencias entre los que tiene acceso (al consumo superficial) y los que no tienen acceso (a los servicios básicos)? ¿Cómo lograran orientar socialmente los progresos; cómo participaran en la creación de nuevas formas de democracia participativa dentro de un medio que es el teatro de inversiones gigantes de parte de los poderes que establecen los peajes, los parqueos, los restaurantes, los "shopping malls", y las otras "boutiques" de la autopista de la información? ¿Podrán encontrar propuestas alternativas para usar la Internet y buscarle las respuestas a tantas materias pendientes que tiene la humanidad consigo misma?

El proyecto MISTICA (Metodología y Impacto Social de las Tecnologías de la Información y Comunicación en América) es un ejemplo original de las experiencias que dan respuestas a este desafío. Mas allá del tema social, MISTICA experimenta en la construcción de nuevas modalidades de comunicación comunitarias: ¿Cómo poner en comunicación a distancia personas con lenguas, culturas y niveles de acceso a la tecnología distintos? ¿Cómo pertenecer a varias comunidades virtuales sin ahogarse bajo la sobrecarga de información? ¿Cómo integrar la radio con la Internet para servir comunidades sin teléfono?

Luego de trabajar el grupo entero a distancia, una parte se reunió en Samaná, República Dominicana, para plasmar las reflexiones colectivas. Intento mantener al resto al corriente de sus discusiones utilizando las TIC, con métodos originales de articulación de la expresión oral interactiva con la escrita asincrónica. Salieron de su aula y invitaron la gente de la calle a compartir sus reflexiones y a descubrir que "los expertos" trabajaban temas relevantes a su cotidianidad. Tuvieron así que afrentar el reto de hablar de las promesas de la educación a distancia a unas cien personas de las cuales menos de diez habían tenido "experiencias virtuales"…

La "comunidad virtual MISTICA" se dotó de una panoplia de instrumentos para salir fortalecido individual y colectivamente de la experiencia y poder impactar su realidad social. Se llaman comunidad virtual porque, partiendo de intereses compartidos, mantienen conferencia por envío de correos electrónicos donde es posible leer las contribuciones en español, francés, inglés o portugués.

Todo lo que se dice o hace, desde las discusiones sobre el papel de la Internet en la huelga de la Universidad Autónoma de México, hasta el llamado para colectar artículos para la primera de una revista sobre la Ciudad Numérica, y pasando por consideraciones sobre la manera apropiada de evitar el sexismo en el correo electrónico, esta conservado en la web para, con toda trasparencia, mantener el público al tanto de todos los progresos al igual que de las dificultades encontradas.

Se maneja el concepto nuevo de "transparencia activa": es decir que se mantiene una actitud voluntaria para dar acceso a toda la información generada. ¡Esto levanta complejas necesidades de estructuración de la información y de sus caminos de acceso para evitar que finalmente la abundancia no opaca la trasparencia! De ahí que los documentos compartidos estén organizados en una biblioteca pública en la Internet que crece y se va transformando en centro de documentación de referencia, con acceso del tipo banco de dato sobre la temática del impacto social de la Internet en esta región.

Esta comunidad seleccionó, con procedimientos acordados colectivamente, a unos experimentos concretos, basándose en las ideas surgidas de su seno, y que puedan servir de modelo de lo que se puede hacer con la Internet. Es así como dos grupos indígenas se preparan a usar la Internet para defender sus derechos. Y como jóvenes pobres de la ciudad de Valera, en Venezuela, tienen su acceso a la Internet organizado en centros comunitarios donde además de un precio de acceso a su alcance reciben la capacitación que necesitan. En Nicaragua, se desarrolla un sistema Internet capaz de informar y formar a la ciudadanía acerca de los servicios públicos, con el fin de canalizar su voz hacia las instituciones responsables. En Argentina, se fortalece el movimiento que actúa regionalmente en la defensa y promoción de los derechos del niño. En Brasil, son profesionales de la salud que se organizan colectivamente con la Internet. Todos esos esfuerzos giran en torno al impacto social de la Internet y alrededor del trabajo colaborativo en la Internet. Todos replican una visión que une la investigación y la acción dentro de un marco de participación y de democracia donde la Internet es un instrumento de progreso social.

Cada avance del experimento Mística es objeto de una evaluación detallada de parte de los mismos participantes, lo que permite a la coordinación ajustar sobre la marcha el diseño de la articulación de una colectividad que debe pensar y actuar de manera original y novedosa. Se trata, sin dudas, de una experiencia inédita y por eso está sujeta a una evaluación continua. Al igual que para la trasparencia, este afán de evaluaciones repetidas levanta nuevos requerimientos para que las lecciones aprendidas sean recolectadas de manera clara y pedagógica…

¿Cómo esta "Mística del trabajo colectivo" podrá cambiar un mundo tan determinado por factores económicos y más específicamente un espacio donde esos factores son tan poderosos?

En la medida que las mujeres y los hombres que constituyen esta comunidad aprenden a trabajar juntos, con respeto a sus diferencias y con una firme convicción en torno a las ideas de base que los unen. Cada uno y una entonces habrá construido su propio mundo mas justo donde la comunicación, y la Internet en particular, es el fermento del fortalecimiento del grupo dentro de un marco de respeto de la diversidad de ideas y la pluralidad de culturas. No solamente una arma para la expansión del mercantilismo.

¡En fin, en la autopista de la información también se hace camino al andar!
MISTICA es un camino experimental novedoso
que refleja democráticamente
las andanzas de muchas personas curiosas y dispuestas a compartir.
¿A donde ira a parar este andar virtual?
Si eso les da curiosidad, pueden ir a conocer esta trayectoria en el web: http://funredes.org/mistica.


Su página precedente Encabezado Su página siguiente
Búsqueda | Créditos | Mapa del sitio | Correo: <webmistica@funredes.org>
http://funredes.org/mistica/castellano/resena_mistica.html
Última modificación: 08/05/2000